Tags

Autores

Artículos relacionados

Psicohacking

Por Samantha Montalvo Moreno /

7 dic 2021

 

Cuando hablamos de Psicología nuestro imaginario está repleto de propaganda digital. Nos remontamos a un escenario de dictaduras del coaching, donde la psicología se reduce a un montón de consejos, tips y recomendaciones para la vida que son repetitivos y sin sentido. Como si la vida dependiera de una fórmula o receta mágica, pareciera que el marketing digital nos ofrece mucho para lograr ser felices. ¿Será que ser felices es el verdadero propósito de nuestra existencia? ¿Echarle ganas es suficiente cuando nuestra vida está colgando de un hilo? Dentro del capitalismo de “algoritmos” y en una sociedad de memes, el sentido predominante (que parece ser el único) pasa por el consumo individual y, por lo tanto, se vuelve insustancial y efímero. Un mundo donde se hace difícil construir sentidos existencialmente significativos. Ahí, el coaching interviene con el uso de publicidad dirigida. (Gordillo, 2019)

Entonces es cuando la pornoilusión entra en escena como la exigencia de ser feliz y volviendo cualquier sentimiento de aburrimiento, tranquilidad, fracaso e incluso cualquier emoción, en algo realmente angustiante. Si no sientes las mismas cosas que los demás, eres una o un trastornado mental. Esto se puede ver en la sexualidad, de donde deviene el término: la manera en que se nos muestra una realidad de deseo afecta la creencia de que la sexualidad siempre debe ser eufórica o en esa cúspide de placer. Lo anterior se desplaza hacia otras áreas de la vida misma, la publicidad nos bombardea con mensajes subliminales de consumo para, supuestamente, ser felices. Seguir una regla que promete lograr esa felicidad, nos hace perder lo que cada quien es. (Vorano, 2015)

Esta dinámica se puede convertir en una búsqueda incesante del eustrés[1]. Vivir buscando siempre permanecer en estado de éxtasis, eufóricos y alegres, genera ansiedad y frustración por no conseguirlo, entonces las personas se agotan por ir tras esa supuesta felicidad. Sin profundizar en la posibilidad de la falta de autoestima, en internet nos encontramos con muchos estímulos invasivos y demasiado personalizados. Es aquí donde comienza el psicohacking[2]: pasamos buena parte del día en las redes sociales, un lugar idóneo para las personas que aseguran poder ayudar a los demás implementando pseudoterapias que son más bien dictaduras dentro de estructuras de poder[3]. ¿Podemos hablar de estas personas como psicohackers? El término puede asociarse con los fraudes y la extorsión en internet, pero, ¿Qué acaso estas personas no se ofrecen por internet y todavía se invierte en ellos? siendo que estos no tengan ni la menor idea de cómo se constituye una persona mentalmente.

El sistema patriarcal y capitalista perpetúa que lugares humanizados y seguros como la psicoterapia, se vean intervenidos o “hackeados” por terapeutas fraude que, en lugar de ayudar, buscan aprovecharse de las demás. Tampoco olvidemos que el modelo biomédico es el encargado de patologizar a las personas, ambos fenómenos consumistas obtienen un gran beneficio capital y causan opresión. Sobre todo con impacto en las mujeres ya que la medicina y muchas otras áreas están dominadas por los hombres, para los hombres. (Pérez, 2020)

Es aquí que, como psicóloga, reivindico el término de psicohacking a no sólo psicohackear de una manera negativa a las personas, que debido también al termino de Hacker es visualizado como clandestino y negativo, cuando lo clandestino no es algo malo, en realidad las clases sociales explotadas donde las mujeres desde hace tiempo han realizado prácticas clandestinas debido a la ineficiencia del estado que no mira con interseccionalidad ni justicia. Los profesionales de la salud, en algunos casos sirven como moderadores de las prácticas clandestinas o no institucionalizadas. Muchas personas recurren prácticas como el biohacking o biopunk, que no es más que es biología DIY[4] ya sea a través de intervenciones con plantas, medicamentos, consultas, laboratorios a bajo costo para las personas que no pueden acceder a servicios de salud y medicina dignos. (Carballude, 2015)

Analizándolo de forma profunda, las psicólogas no tenemos una rama para nombrar la forma en que hacemos una psicología DIY. De ahí la importancia de reivindicar el psicohacking desde el feminismo y tener también nuestro movimiento psicopunk.

Para comenzar la reivindicación hay que conocer nuestro pasado y los saberes ancestrales de la mente que nos cobijan como un manto. Ya que es un duro pasado en el que devenimos plantas, científicas, psicólogas, de lo puro a lo mestizo y a la ciencia hegemónica no le beneficia que términos como este se reivindiquen, ya que implica tomar lo que era propio y que fue robado para un nuevo uso revolucionario. Es importante tomar aquello que nos pertenece.

Las cosmogonías chocaron colonizadas e hicieron una mixtura de remedios caseros mal hechos con los Dios te salve, remedios caseros colonizados cargados de ciencia antigua. Ahora esos saberes perdidos se recuperan con las investigaciones de biólogas y zapatistas quienes siguen investigando la herbolaria.

Ahora bien, cuando decimos que devenimos de psicólogas, es porque antes de ser colonizadas las civilizaciones Maya, Purépecha, Azteca, tenían psicólogos. Los Mayas trataban los problemas del espíritu, los Purépechas la manera en que se relacionaba la persona con el entorno y a su vez cómo este afectaba al ser, los Aztecas tenían sus psicólogos que trataban a las infancias. (Pavón-Cuéllar, 2013)

Tanto los mayas como los aztecas documentaban los problemas emocionales y psicopatologías, y contaban con una serie de remedios y hierbas para tratarlos. Nuestras ancestras ya analizaban el deseo de los humanos y su sufrimiento. Tenían su propio catálogo de enfermedades y trastornos mentales que aquejaban a la población de aquel entonces. Nuestros ancestros tenían conocimiento de la psicosis, además tenían formas de tratarla mediante la herbolaría. Considerar dichos saberes, da cabida a una práctica psicológica/psiquiátrica en la que los trastornos mentales se traten con hierbas. De esta forma, desde la psicología  podemos intervenir de una manera más humana y en simbiosis con la naturaleza. De paso, estas prácticas y saberes pueden ayudar a combatir la estigmatización de las personas neurodivergentes[5]. (Sanabria)

Cuando el cristianismo y otras corrientes individualistas casi borraron todos los saberes ancestrales como la herbolaria, la confesión ante un sacerdote fue la única manera de acceder a una “atención” para el alma, cuando es más bien una forma de vulnerar y controlar a las personas para que sirvan al sistema. Considero que traer al presente esos saberes sirve para redescubrir las raíces y nos da la posibilidad de tejer relaciones entre las corrientes filosóficas, antropológicas y psicológicas ancestrales con las prácticas psicoanalíticas tanto europeas como latinoamericanas. Todo con la intención de humanizar (o dejar de alienar) a quien adolece. Alguna vez fuimos las te-ix-tlamachtian, “las que enriquecen o comunican algo a los rostros de los otros” (León-Portilla, 2017) y que hacen que las demás personas tomen consciencia de su dolor y sanen el corazón humanizando su querer.

Vivir Distopías, Sentir Intranet.

Para hablar de distopías solo tenemos que voltear a nuestro alrededor y darnos cuenta de que vivimos en una. Con toda la colonización de nuestras cuerpas quedó toda una tierra explotada y que ahora nos la venden con el discurso de que es nuestra pero no es de nadie, más que de la sangre derramada ante la apropiación y corrupción de quienes tienen el poder de quedar impunes. Nuestra realidad es la completa definición de una distopía y una de las formas de actuar y enfrentarla es en colectividad, siendo nuestras propias centinelas resguardando la seguridad entre nosotras, ver a quienes vamos dirigidas y como también separamos nuestros espacios que fueron expropiados por los hombres, para reconstruir nuestra ciencia sin poder y que nuestra clandestinidad les apeste y no temer a ser clandestinas, lo hemos sido por mucho tiempo y podemos seguirlo haciendo si esto nos mantiene en red y justo la historia se repite, en el presente tenemos una nueva forma de retomar y sanar esos saberes en el internet. Es un monopolio por la compra y venta de información personal dentro de las plataformas, nuevas formas de explotación capitalista y patriarcal, por eso retomamos la frase de “La Internet será feminista o no será”. (Hiperderecho, 2020)

Es muy importante que se visualicen las formas en las que las mujeres hacen red intranet por fuera del net, o sea, cuando estas se juntan a escribir, divulgar y compartir saberes, así como por la internet se hacen acompañamientos de aborto y acompañamientos psicosociales, que es una labor grande el que hacen las feministas.

La colectividad como Audre Lorde en su libro La Hermana Extranjera 2003, nos lo menciona, es importante y sobre todo el autocuidado. Con el internet se volvió un beneficio como un peligro, por el robo de información en general, es una línea tan delgada donde en un lado compartes la internet y por el otro lado del espejo esta la intranet, donde nuestra información es vigilada todo el tiempo, es una condición dar tu información personal a cambio de comunicarte por un medio digital.

La cívica digital es importante porque se protegen las infancias, se protegen las mujeres y sobre todo se pueden atrapar redes que luego se mudan por el intranet. Esto último algunas veces en esta distopía creemos imposible dar con estas personas, pero hay que recordar que el internet o la intranet no está lejos de la realidad, es una plataforma que se dimensiono a tal grado que si se cae no deja mucho que pensar ¿Volveríamos a funcionar igual? ¿Sería otra nueva realidad? ¿La soportaríamos? ¿Qué ventajas abría de por medio?

Es importante dimensionar el fenómeno que es el net, no es sencillamente un método de comunicación, si no que en es el mismo espacio donde explotan a mujeres y niñas para comercializarlas, es donde se promocionan los “vientres de alquiler”, es donde existen grupos visibles en internet de pedófilos y una corrupción virtual donde tienen que pagar para acceder al internet quienes no tienen recursos para ello.

Entonces habitamos un mismo espacio digital donde hay un montón de posibles agresores, criminales, acosadores, violadores, lo que nos pone en riesgo constantemente, sobre todo a las infancias que tienen acceso al internet desde muy temprana edad. Esto ha hecho que entre activistas se generen estrategias y protocolos de seguridad digital y fomentar la educación digital. El psicohacking reivindicado es el resultado de una invasión hegemónica en un espacio virtual, se da en la vida digital como también en la vida real donde junto con otras ciencias se investigan posibles y nuevas formas de coexistir siendo neurodivergente, acompañando en procesos de dolor y trauma, usando la naturaleza como medio de curación para el malestar que existe. Es cuando lo virtual es una nueva realidad de coexistir y de desarrollarnos. ¿Hasta qué punto es permisible que nuestra mente comience a hacerse una con la tecnología?, ¿Qué problemas traería?.

 

Bibliografía

Carballude, A. (2015). Biohacking. Obtenido de Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción”: http://jeuazarru.com/wp-content/uploads/2015/11/Biohacking.pdf

cuerda, A. b. (2020). Historia del movimiento de la neurodiversidad. Obtenido de Alistas bajo cuerda: https://madinamerica-hispanohablante.org/historia-del-movimiento-de-la-neurodiversidad-origen-del-movimiento-alistas-bajo-cuerda/

Gordillo, V. P. (2019). La dictadura del coaching. Manifiesto por una educación del yo al nosotros. Akal Educación.

Hiperderecho. (2020). Kit de cibercuidado para activistas. Obtenido de tecnología como libertad: https://hiperderecho.org/wp-content/uploads/2020/11/Kit-de-cibercuidado-para-activistas-.pdf

Internauta, O. d. (14 de Marzo de 2018). Psicohacking. Obtenido de OSI: https://www.osi.es/es/actualidad/blog/2018/03/14/psickohacking

León-Portilla, M. (2017). La filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes. . Obtenido de Históricas Digital: https://www.historicas.unam.mx/publicaciones/publicadigital/libros/filosofia/046_04_10_sabios_filosofos.pdf

Lorde, A. (2003). La Hermana Extranjera. Horas y horas.

Martija, J. (02 de Agosto de 2015). El poder según Foucault. Obtenido de Información: https://www.informacion.es/opinion/2015/08/12/foucault-6354841.html#:~:text=Seg%C3%BAn%20Foucault%2C%20el%20poder%20designa,como%20ejemplo%2C%20un%20centro%20educativo.

Pavón-Cuéllar, D. (Enero de 2013). La psicología mesoamericana: ideas psicológicas, psicopatológicas y psicoterapéuticas en las culturas maya, purépecha y azteca. Obtenido de www.fafich.ufmg.br/memorandum/a25/pavoncuellar01: https://www.researchgate.net/publication/320554082_La_psicologia_mesoamericana_ideas_psicologicas_psicopatologicas_y_psicoterapeuticas_en_las_culturas_maya_purepecha_y_azteca

Pérez, C. C. (2020). La Mujer Invisible. Seix Barral.

Simon Marginson, Imanol Ordorika. (2010). Hegemonía en la era del conocimiento. Obtenido de UNAM: https://www.ses.unam.mx/publicaciones/libros/L13_hegemonia/SES2010_Hegemonia.pdf

Vorano, G. (1 de Diciembre de 2015). TEDxTalks. Obtenido de Youtube : https://www.youtube.com/watch?v=4Up_-hPJMxc&ab_channel=TEDxTalks

Yuli Andrea Gallego, Santiago Gil Cardona, Miyerlan Sepúlveda. (2018). Revisión teórica del Eustrés y Distrés. Obtenido de Universidad CES Facultad de Medicina: http://repository.ces.edu.co/bitstream/10946/4229/1/REVISI%C3%93N%20TEORICA%20DE%20EUSTR%C3%89S%20Y%20DISTR%C3%89S%20DEFINIDOS%20COMO%20REACCI%C3%93N%20HACIA%20LOS%20FACTORES%20DE%20RIESGO%20PSICOSOCIAL%20Y%20SU%20RELACION%20CON%20LAS%20ESTRATEGIAS%20DE%2

 

 

 

 

[1] Hace referencia a una respuesta armónica respetando los parámetros fisiológicos y psicológicos de la persona, es decir, cuando la energía de reacción ante los factores estresores se consume biológica y físicamente. (Yuli Andrea Gallego, Santiago Gil Cardona, Miyerlan Sepúlveda, 2018)

[2] Conjunto de trucos y estrategias usadas de forma consciente para manipular al usuario y así poder lograr los objetivos que desean. Los ingenieros sociales utilizan técnicas que explotan ciertas conductas humanas para que el engaño o fraude parezca lo más creíble posible. (Internauta, 2018)

[3] Según Foucault, el poder designa relaciones entre sujetos que, de algún modo, conforman una asociación o grupo; y para ejercerlo, se emplean técnicas de amaestramiento, procedimientos de dominación, y sistemas para obtener la obediencia. (Martija, 2015)

[4] Biología DIY “Do It Yourself” que significa “hazlo tú mismo” en Español. (Carballude, 2015)

[5] La neurodivergencia puede ser en gran medida o completamente genético o innato, o puede ser en gran medida producido por una experiencia que alteró el cerebro, o alguna combinación de ambas (el autismo y la dislexia son ejemplos de formas innatas de neurodivergencia, mientras que alteraciones en el funcionamiento cerebral causadas por cosas tales como, trauma, práctica de la meditación a largo plazo, o el uso intensivo de drogas psicodélicas son ejemplos de neurodivergencia producida a través de la experiencia). (Cuerda, 2020)

Samantha Montalvo Moreno

Psicóloga y psicoanalista con perspectiva feminista. Es fundadora de Círculo de Samsâra, página de divulgación científica y psicológica. Se desempeña como docente en centros de estudios universitarios. Propone y desarrolla estrategias para democratizar la salud mental con la elaboración de manuales digitales, páginas de divulgación científica y redes de apoyo virtuales. Entre sus estrategias está rememorar la historia y unificar los conocimientos ancestrales con la ciencia y tecnologías actuales.