Tags

Autores

Artículos relacionados

Á1gebra, ca1igraf1a, mito1og1a y metáfora

Ensayar el cifrado por sustición

Por Ángel Sesma /

22 feb 2018

Leet es un sistema de ortografía modificada y escritura de lenguajes fonéticos con ASCII usada por usuarios de comunidades de internet. Quienes remplazan algunos caracteres por otros buscando la similaridad de las grafías, adicionalmente modifican ciertas palabras basándose en un sistema de sufijos y significados alternativos. El termino leet deriva de la palabra elite y como ejemplos de su uso, leet se puede escribir como 1337 o I33t.

El leet es considerado un sistema de cifrado por sustitución. Se originó en la década de los ochenta dentro de los bulletin boards systems (BBS) para transmitir mensajes que no fueran eliminados por los administradores del sistema y posteriormente para evadir los filtros de texto que intentaban detener las discusiones de temas prohibidos en dichos foros, como el hacking. Un ejemplo de las variables de leet es la misma palabra hacker que puede ser escrita como hack0r o h4cker, pero en un sistema más complejo, la palabra puede aparecer con formas menos reconocibles como h4x0r o |-|^><()|z.

En este ensayo, Ángel Sesma muestra la capacidad de apofenia del lenguaje escrito, introduce algunas reglas básicas del sistema leet, que paulatinamente sustituye la ortografía tradicional, al mismo tiempo que narra y metaforiza las posibilidades lúdicas de la escritura en teclado.

 

«El texto se reproduce primero reemplazando las letras “l” e “í” por el dígito 1. Después se muestra una versión casi total de la codificación: utilizando los dígitos 0-9 para reemplazar: “o”, “l” y doble "l", “í”,“r”,“e”,“a”,“s”,“g”,“t”,“b” y “q”»

 

Según recuerdo, todo empezó con e1 nacimiento de 1a máquina de escribir; o bien, con 1a muerte de1 pape1 secante. En a1gún punto de1 sig1o XX cuando 1a escritura se vo1vió discreta y continuó su ace1eración 1atente: 1a tediosa p1uma, s1mbo1o proto icónico tanto de 1igerez acomo de 1ibertad, nos d1o la oportunidad de trazar y ajustar en casos de urgencia varios, pa1abras de nudos; 1etra tras 1etra sobre una 1arga cuerda de tinta, 1etras cursivas que fueran cambiando de gesto dependiendo de 1etras a su vez, de 1a proximidad, de1 fina1 de1 pape1, de 1a cantidad de tiempo, de1 contexto, o de 1a repetición cotidiana de1 texto.

Un d1a simp1emente dejó de haber tiempo para todo eso: para arrugar 1os ojos en ese esfuerzo imp11cito que aún se hace a veces para adivinar 1o que no se ha podido 1eer, o 1o que no hace fa1ta entender por fami1iaridad: Recetas, proto-a1goritmos. Como si fuesen criaturas imprevistas, de1 tren con 1a máquina de hi1ar, aparecieron estos abanicos mecánicos con se11os pequeñ1simos en 1os extremos, perfectamente estéri1es y estandarizados para reponer 1a duda como un error.

Tipos que dejaban ver a cua1quier 1ector so1amente 1a información gramática con 1a m1nima ortograf1a esencia1. Abanicos de árboles bonsai, con sus hojas mú1tip1es de meta1 marti11an hacia e1 firmamento b1anco de1 papel imprimiendo a go1pes tinta en él,  empapándose en sus cintas tensas cua1 1os mue11es de un tambor, sus respectivos s1mbo1os tipográficos como raíces; a ori11as de r1os y 1agunas de humanos de dedos hábi1es; brotando en ca1ma hacia afuera, invitando a co1ocar nuestras manos y a acomodar1as en sus hendiduras: Máquinas de escribir, producidas por máquinas, por humanos también, indiferentes, por 1a funciona1idad de 1a comunicación estricta. Re1ámpagos de información; ya no hab1a '1' en 1as máquinas de escribir; bastó rotu1ar e1 número uno en rojo, o e1iminar1o para hacer entender a1 ojo, quizá a1 izquierdo, a1 hemisferio derecho de1 cerebro, a1 ojo como e1 de 1a 'o' que precede a 1a 'j en ‘ojo’, que significa ojo, pero que parece en 1etra de mo1de, un rostro casi comp1eto: dos ojos y una nariz.

Cuando 1a tec1a “Caps” y 1a barra espaciadora consumaron su 1arga y taciturna re1ación, bai1ando en 1a vecindad; fueron pau1atinamente pob1ando sus a1rededores sin preguntar y 1a 1etra 1 aprovechó de 1os acomodos para re-aparecer,junto a 1a 1etra k, predecib1e si bien triunfa1. Otro sig1o se esfumóy e1 gran pequeño arbusto de meta1 omnipresente evo1ucionó y se tornó en grisáceo p1ástico.

E1 go1pear de sus pequeñas ramas de meta1 cambió 1as ráfagas miniatura de percusión por un crujir cansado; como e1 de un granizo contra e1 tejado. 1a ve1ocidad subió más y más permitiendo inc1uir acentos y puntuación, nacieron 1as poco 11ricas tec1as de función, hogar, fin de página, escape, capturar panta11a, y buscar posición.

Se sabe que e1 tec1ado como permanece hoy separa 1as 1etras que se encontraban juntas a1 escribir, casua1mente, para evitar que dos tipos, que yacían 1ado a 1ado en aqué1 abanico angu1ar, se fueran juntas hacia e1 pape1 y no pudieraan volverse atrás, tensas por haber querido ocupar durante un tiempo e1 mismo 1ugar. En 1a era de 1a información, ya no chocan entre s1 1as diminutas trazas metá1icas de 1as 1etras, pero sobrevive e1 ref1ejo humano de 1a memoria muscu1ar, como verdadero origen de 1a interfaz digita1 QWERTY. Entonces, Á, era ya casi igua1 que A; y eran casi igua1es a1 4.

Y si bien 1 ya hab1a sido igua1 a 1, no estar1a de más contemp1ar que: 1 era ya también igua1 a 1a 1 1atina, pero só1o al inc1uir acento.

G era igua1 que 6,

E era igua1 que 3,

B era igua1 que 8,

R era igua1 que 2,

S era igua1 que 5,

T era igua1 que 7,

Q era igua1 que 9.

Á1gebra, para efectos prácticos es desde entonces, más o menos igua1 que a1gebra, a1-gebra, á1gebra o á1gebras, que son todas igua1 a ‘4163824’. Y 1o hab1an sido ya, quizá, desde que 1a p1uma de1 ave decidió vo1ar por e1 pape1, desde que aque11a esfera emp1umada subió al cerro de Coatepec y encontró a Coat1icue barriendo, desde que e1 Dios co1ibr1 siniestro se concibió en aqué1 temazca1.

 

Á163824, c41i624f14, mi7010614 y m37áf024

«3l 73x70 53 23p20duc3 p2im320 233mpl4z4nd0 l45 l37245 “l” 3 “í” p02 3l dí6i70 1. D35pué5 53 mu35724 un4 v325ión c45i 7074l d3 l4 c0dific4ción: u7iliz4nd0 l05 dí6i705 0-9 p424 233mpl4z42: “0”, “l” y d08l3 "l", “í”,“2”,“3”,“4”,“5”,“6”,“7”,“8” y “9”»

 

536ún 23cu32d0, 70d0 3mp3zó c0n 31 n4cimi3n70 d3 14 má9uin4 d3 35c2i8i2; 0 8i3n, c0n 14 mu3273 d31 p4p31 53c4n73. 3n 416ún pun70 d31 5i610 XX cu4nd0 14 35c2i7u24 53 v01vió di5c2374 y c0n7inuó 5u 4c31324ción 1473n73: 14 73di054 p1um4, 51m8010 p2070 icónic0 74n70 d3 1i6323z 4c0m0 d3 1i83274d, n05 d10 l4 0p027unid4d d3 724z42 y 4ju5742 3n c4505 d3 u263nci4 v42i05, p4148245 d3 nud05; 13724 7245 13724 50823 un4 14264 cu32d4 d3 7in74, 137245 cu25iv45 9u3 fu324n c4m8i4nd0 d3 63570 d3p3ndi3nd0 d3 137245 4 5u v3z, d3 14 p20ximid4d, d31 fin41 d31 p4p31, d3 14 c4n7id4d d37i3mp0, d31 c0n73x70, 0 d3 14 23p37ición c07idi4n4 d31 73x70.

Un d14 5imp13m3n73 d3jó d3 h4832 7i3mp0 p424 70d0 350: p424 422u642 105 0j05 3n 353 35fu32z0 imp11ci70 9u3 4ún 53 h4c3 4 v3c35 p424 4divin42 10 9u3 n0 53 h4 p0did0 1332, 0 10 9u3 n0 h4c3 f4174 3n73nd32 p02 f4mi1i42id4d: 23c3745, p2070-41602i7m05. C0m0 5i fu353n c2i47u245 imp23vi5745, d31 723n c0n 14 má9uin4 d3 hi142, 4p423ci320n 35705 484nic05 m3cánic05 c0n 531105 p39u3ñ15im05 3n 105 3x723m05, p32f3c74m3n73 357é2i135 y 3574nd42iz4d05 p424 23p0n32 14 dud4 c0m0 un 32202. 

7ip05 9u3 d3j484n v32 4 cu419ui32 13c702 5014m3n73 14 inf02m4ción 624má7ic4 c0n 14 m1nim4 0270624f14 353nci41. 484nic05 d3 á280l35 80n54i, c0n 5u5 h0j45 mú17ip135 d3 m3741 m427i114n  h4ci4 31 fi2m4m3n70 814nc0 d31 p4p3l imp2imi3nd0 4 601p35 7in74 3n él,  3mp4pánd053 3n 5u5 cin745 73n545 cu41 105 mu31135 d3 un 74m802,  5u5 235p3c7iv05 51m80105 7ip062áfic05 c0m0 24íc35; 4 02i1145 d3 2105 y 146un45 d3 hum4n05 d3 d3d05 há8i135; 82074nd0 3n c41m4 h4ci4 4fu324, invi74nd0 4 c010c42 nu357245 m4n05 y 4 4c0m0d42145 3n 5u5 h3ndidu245: Má9uin45 d3 35c2i8i2, p20ducid45 p02 má9uin45, p02 hum4n05 74m8ién, indif323n735, p02 14 funci0n41id4d d3 14 c0munic4ción 3572ic74. 231ámp4605 d3 inf02m4ción; y4 n0 h4814 '1' 3n 145 má9uin45 d3 35c2i8i2; 8457ó 207u142 31 núm320 un0 3n 20j0, p424 h4c32 3n73nd32 41 0j0, 9uizá 41 iz9ui32d0, 41 h3mi5f32i0 d323ch0 d31 c323820, 41 0j0 c0m0 31 d3 14 '0' 9u3 p23c3d3 4 14 'j 3n ‘0j0’, 9u3 5i6nific4 0j0, p320 9u3 p423c3 3n 13724 d3 m01d3, un 205720 c45i c0mp1370: d05 0j05 y un4 n42iz.

Cu4nd0 14 73c14 “C4p5” y 14 84224 35p4ci4d024 c0n5um420n 5u 14264 y 74ci7u2n4 2314ción, 84i14nd0 3n 14 v3cind4d; fu320n p4u147in4m3n73 p0814nd0 5u5 4123d3d0235 5in p236un742 y 14 13724 1 4p20v3chó d3 105 4c0m0d05 p424 23-4p423c32,jun70 4 14 13724 k, p23d3ci813 5i 8i3n 72iunf41. 0720 5i610 53 35fumóy 31 624n p39u3ñ0 428u570 d3 m3741 0mnip2353n73 3v01uci0nó y 53 702nó 3n 62i5ác30 p1á57ic0.

31 601p342 d3 5u5 p39u3ñ45 24m45 d3 m3741 c4m8ió 145 2áf4645 mini47u24 d3 p32cu5ión p02 un c2uji2 c4n54d0; c0m0 31 d3 un 624niz0 c0n724 31 73j4d0. 14 v310cid4d 5u8ió má5 y má5 p32mi7i3nd0 inc1ui2 4c3n705 y pun7u4ción, n4ci320n145 p0c0 112ic45 73c145 d3 función, h0642, fin d3 pá6in4, 35c4p3, c4p7u242 p4n74114, y 8u5c42 p05ición.

53 5483 9u3 31 73c14d0 c0m0 p32m4n3c3 h0y 53p424 145 137245 9u3 53 3nc0n72484n jun745 41 35c2i8i2, c45u41m3n73, p424 3vi742 9u3 d05 7ip05, 9u3 y4cí4n 14d0 4 14d0 3n 49ué1 484nic0 4n6u142, 53 fu324n jun745 h4ci4 31 p4p31 y n0 pudi3244n v0lv3253 472á5, 73n545 p02 h4832 9u32id0 0cup42 du24n73 un 7i3mp0 31 mi5m0 1u642.

3n 14 324 d3 14 inf02m4ción, y4 n0 ch0c4n 3n723 51 145 diminu745 724z45 m37á1ic45 d3 145 137245, p320 50823viv3 31 23f13j0 hum4n0 d3 14 m3m02i4 mu5cu142, c0m0 v32d4d320 02i63n d3 14 in732f4z di6i741 9W327Y. 3n70nc35, Á, 324 y4 c45i i6u41 9u3 4; y 324n c45i i6u4135 41 4.

Y 5i 8i3n 1 y4 h4814 5id0 i6u41 4 1, n0 3574214 d3 má5 c0n73mp142 9u3: 1 324 y4 74m8ién i6u41 4 14 1 147in4, p320 5ó10 4l inc1ui2 4c3n70.

6 324 i6u41 9u3 6,

3 324 i6u41 9u3 3,

8 324 i6u41 9u3 8,

2 324 i6u41 9u3 2,

5 324 i6u41 9u3 5,

7 324 i6u41 9u3 7,

9 324 i6u41 9u3 9.

Á163824, p424 3f3c705 p2ác7ic05 35 d35d3 3n70nc35, má5 0 m3n05 i6u41 9u3 4163824, 41-63824, á163824 0 á1638245, 9u3 50n 70d45 i6u41 4 ‘4163824’. Y 10 h4814n 5id0 y4, 9uizá, d35d3 9u3 14 p1um4 d31 4v3 d3cidió v0142 p02 31 p4p31, d35d3 9u3 49u3114 35f324 3mp1um4d4 5u8ió 4l c3220 d3 C0473p3c y 3nc0n72ó 4 C0471icu3 8422i3nd0, d35d3 9u3 31 Di05 c01i821 5ini35720 53 c0nci8ió 3n 49ué1 73m4zc41.


 

Ángel Sesma

Ángel Alberto Sesma (Torreón, Coah. 1986)

Vive en la ciudad de méxico desde 2013.
Es ingeniero en mecatrónica egresado del tecnológico de Monterrey;
Y maestro en administración de empresas internacionales por ESIC, SISU, y SHU de Shanghai, China.Le apasiona la computación como intersección de lo tridimensional y lo digital.
Estudia grabado en el taller del maestro Juan Cano y colabora en la cooperativa tropical, 
Se dedica a la manufactura aditiva y el video aéreo.