Tags

Autores

Meteorita

Colectiva que busca visibilizar la falta de accesibilidad de las personas con discapacidad, enfermedades crónicas o neurodivergencia a los espacios comunes de “disidencia”.

Señalamos el capacitismo de las actividades artivistas y de disidencia que no nos contemplan. Somos una enorme fuerza de resistencia a la necropolítica. Por medio de un performance literario nos ponemos en el centro del espacio (literalmente) para ser vistas y escuchadas, para evidenciar nuestra resistencia vuelta cuerpo.

A nosotras ninguna disidencia nos contempla, nos da accesibilidad, nos nombra, debemos enfrentar el hecho de que muchas de las personas a las cuales estas disidencias intentan representar, no pueden participar en ellas, lo que significa que no pueden ser visibles como activistas políticos.

Somos creativas, escritoras, autoras. Estamos en confinamiento obligatorio debido a nuestras comorbilidades, pero llevamos un año reuniéndonos virtualmente, compartiéndonos, escribiendo, creando. Preguntándonos, como Hedva ¿Cómo se rompe el cristal de un banco con un ladrillo cuando no puedes siquiera salir de la cama?

Requerimos de múltiples y variados apoyos, andaderas, sillas de ruedas, jeringas de insulina,concentradores de oxígeno, pastillas psiquiátricas... Hemos devenido en Ciborgs. Y así, ciborgs queremos irrumpir (sí, irrumpir) con nuestras vida disca, nuestra palabra, nuestro performance de cuerpas discas que todas las disidencias invisibilizan.

Pero sabemos que somos la verdadera resistencia, una resistencia creativa ejercida con cuerpos y mentes que no le sirven al sistema y en cambio sí, muchísimo a la resistencia. Porque la discapacidad es un saber, un saber comunitario que se entreteje contra el sistema que nos quiere muertas. Un saber hacerle frente a la eugenesia y el capacitismo. Un saber cuidar la vida, la más frágil, la nuestra. La resistencia corporal encarnada, y la entrega al habitarse toda disca y hastiada de tanto, es rabia mutante en potencia. Nutrirse en el caos: pura transformación. Por una disidencia donde cuando se diga Todas(es), seamos en verdad Todas (es), no importa si eso implica cambiar las estrategias, aminorar el paso o adaptarse.

 

Artículos relacionados

No Manifiesto

Por Meteorita /

1 abr 2022

Escucha el No Manifiesto de Meteorita 

 

El Día Mundia de la Salud es una fecha meramente institucional que conmemora la fundación de la OMS, no surge de ningún suceso, evento o emergencia. Su objetivo principal, según su sitio web, es promover la salud, mantener el mundo seguro y servir a los vulnerables. Pero esta seguridad con la que se erije la Organización levanta sospechas entre muchos muchísimos grupos vulnerables y con padecimientos graves o crónicos. Es cierto que  la OMS fue de los primeros en advertir de la pandemia, llevó campañas de vacunación contra la polio y tuberculosis en todo el mundo y ha emitido recomendaciones a todos los países con poblaciones vulnerables para impulsar mejoras en la atención y cuidado de la salud.

El concepto de salud puede vislumbrarse desde dos ámbitos distintos, aunque complementarios: el primero en el sentido individual y el segundo en el social. La primera acepción concibe a la salud como el buen funcionamiento biológico del organismo y la ausencia de enfermedades. La segunda, como explica la Organización Mundial de la Salud (OMS), trasciende el aspecto individual para abarcar un estado completo de bienestar físico, mental y social. Más que una noción médica: es un concepto predominantemente social porque se vincula con  las costumbres, tradiciones, actitudes y juicios de valor de los diversos grupos de una sociedad, y porque involucra la participación de todos los agentes de la comunidad.

Pero ¿qué si ese bienestar está atravesado por una enfermedad crónica o neurodivergente? ¿Qué si estas enfermedades son parte de un bienestar al ser un aspecto instrinseco  y original de la cuerpa? ¿No puede alguien con una enfermedad autoinmune, por ejemplo, sostener un estado de bienestar? ¿No es el bienestar una trayectoria que no tendría porqué negar o tratar de arreglar el estado de lxs cuerpxs como vienen, como devienen?

La OMS entiende la discapacidad como "un fenómeno complejo que refleja una interacción entre las características del organismo humano y las características de la sociedad en la que vive", es decir que la dicapacidad está atravesada por un contexto social determinado más que por los mismx cuerpos. Esta noción nos traslada hacia lo sociopolítico, e intrínsecamente denota que la discapacidad de las personas se enraiza en el estado de las cosas; por ejemplo, la falta de accesibilidad o la presencia de esta pueden hacer una gran diferencia en el estado de bienestar para los cuerpxs enfermos.

Y a qué nos referimos con accesibilidad, que debe ser provista por un Estado y sociedad, se trata de posibilitar a todxs las personas con o sin porblemas de movilidad o percepción sensorial, de entender un espacio, integrarse a él e interactuar con sus contenidos. Respecto a este tema, la OMS ha emitido un documento de recomendaciones  de 523 páginas a México sobre accesibilidad, sin embargo, este tema vital para lxs discas sigue siendo un impedimento para su movilidad, despliegue y bienestar. 

Las personas discapacitadas desde sus diversas agrupaciones y movimientos pugnan por sociedades conscientes de sus cuerpxs discas, exigen, en pleno ejercicio de sus derechos, que haya accesibilidad en las calles, en los recintos, en las pantallas, en el transporte público, y a los centros de salud publica. 

La colectiva Meteorita es una de tantas agrupaciones de personas discas que manifiestan su desencuentro con una sociedad y un Estado que no los considera ni para la disidencia ni para la organización. Hartas de sentirse descartadas, se agrupan para pensar juntas, para enunciar un reclamo coral y sensible sobre sus realidades, sobre sus cuerpas, y sobre su bienestar como ellas lo entienden con un cuerpo que no cabe en la norma de los cuerpos "saludables". Meteorita niega la salud, "lo único que existe es la enfermedad", y ante esta premisa desenvuelven un  "No Manifiesto" , llamado así porque no habla por todxs, y sin embargo, convoca a todxs lxs compas discas a participar, abonando sus sentipensares y posturas políticas con el  hashtag #meteorita.

Para descargar el No Manifiesto de Metorita da click en esta liga https://editorial.centroculturadigital.mx/libro/no-manifiesto

 

Meteorita

Colectiva que busca visibilizar la falta de accesibilidad de las personas con discapacidad, enfermedades crónicas o neurodivergencia a los espacios comunes de “disidencia”.

Señalamos el capacitismo de las actividades artivistas y de disidencia que no nos contemplan. Somos una enorme fuerza de resistencia a la necropolítica. Por medio de un performance literario nos ponemos en el centro del espacio (literalmente) para ser vistas y escuchadas, para evidenciar nuestra resistencia vuelta cuerpo.

A nosotras ninguna disidencia nos contempla, nos da accesibilidad, nos nombra, debemos enfrentar el hecho de que muchas de las personas a las cuales estas disidencias intentan representar, no pueden participar en ellas, lo que significa que no pueden ser visibles como activistas políticos.

Somos creativas, escritoras, autoras. Estamos en confinamiento obligatorio debido a nuestras comorbilidades, pero llevamos un año reuniéndonos virtualmente, compartiéndonos, escribiendo, creando. Preguntándonos, como Hedva ¿Cómo se rompe el cristal de un banco con un ladrillo cuando no puedes siquiera salir de la cama?

Requerimos de múltiples y variados apoyos, andaderas, sillas de ruedas, jeringas de insulina,concentradores de oxígeno, pastillas psiquiátricas... Hemos devenido en Ciborgs. Y así, ciborgs queremos irrumpir (sí, irrumpir) con nuestras vida disca, nuestra palabra, nuestro performance de cuerpas discas que todas las disidencias invisibilizan.

Pero sabemos que somos la verdadera resistencia, una resistencia creativa ejercida con cuerpos y mentes que no le sirven al sistema y en cambio sí, muchísimo a la resistencia. Porque la discapacidad es un saber, un saber comunitario que se entreteje contra el sistema que nos quiere muertas. Un saber hacerle frente a la eugenesia y el capacitismo. Un saber cuidar la vida, la más frágil, la nuestra. La resistencia corporal encarnada, y la entrega al habitarse toda disca y hastiada de tanto, es rabia mutante en potencia. Nutrirse en el caos: pura transformación. Por una disidencia donde cuando se diga Todas(es), seamos en verdad Todas (es), no importa si eso implica cambiar las estrategias, aminorar el paso o adaptarse.